Conecte con nosotros

ATHLETIC

Perdimos, todo perfecto

IMAGEN ATHLETIC CLUB
JON RIVAS

«Señora, la operación quirúrgica a su marido ha sido un éxito, aunque al final ha muerto». Estupefacto me quedé anoche cuando, desde los pupitres aledaños a la sala de conferencias de San Mamés, le escuché decir a Quique Setién una frase parecida, aunque sin muertos, y referida al partido: «Todo nos ha salido bien, salvo el resultado». Una palabras antológicas, para enmarcar. Todo me ha salido bien en el examen, aunque he suspendido. Todo ha sido perfecto en el trabajo, pero me han despedido. Las ventas en mi comercio han sido excelentes, aunque no he ganado ni un euro. Las vacaciones en las playas del Caribe, magníficas aunque no ha dejado de llover en toda la semana. Qué gran suerte he tenido en la Primitiva, aunque no acerté ni un número.

De victoria en victoria hasta la derrota final, ese parece ser el mensaje de Setién a sus incondicionales, que supongo, no saben qué elegir entre reír y llorar después del exitoso fracaso de San Mamés frente al Athletic. Todo va bien en el club azulgrana. Eliminados de la Copa, relegados del liderato de la Liga, la maquinaria funciona de maravilla, engrasada por Eric Abidal y Bartomeu para que Messi y sus compañeros sigan encantados con lo que sucede en su club. Evidentemente, no es culpa del actual entrenador, pero podría buscarse excusas un poquito más trabajadas. Decir que todo les ha salido bien salvo el resultado le puede llevar a cualquier equipo de Primera –salvo a Barça y Madrid por razones aplastantes–, a Segunda B en un abrir y cerrar de ojos. Venga, Quique, que tú puedes, que has tenido excusas más lúcidas para poner a tus derrotas. De hecho, un foro del Betis, recuperó las nueve mejores de tus tiempos verdiblancos. Vamos a repasarlas:

La primera es muy graciosa: «No tengo a Messi». Ya no cuela. En el Betis no, en el Barça sí. Borrada.

La segunda: «Los equipos se encierran atrás». Mira por dónde, ésta sí. Será cuestión de cambiar el reglamento. Como en la NBA donde estaba prohibida la defensa en zona hasta hace unos años. Si la IFAB consiente, Setién será feliz.

La tercera: «Jugamos a las doce de la mañana». Esta no vale esta vez, aunque si cambia la hora, se puede adaptar.

La cuarta: «El presupuesto del contrario es mayor». Tampoco cuela contra el Athletic, qué le vamos a hacer.

La quinta: «Falta lucidez». Esa sí, hubiera valido, pero se contradice con lo de «todo nos ha salido bien». O una u otra.

La sexta: «No hay tiempo para preparar los partidos». Mira por dónde, esa entra en la filosofía de Setién, aunque choca contra la de Abidal. Con el que no se trabajaba era con Valverde.

La séptima: «Estamos en construcción». Vale. Aceptamos pulpo como animal de compañía, aunque si siguen mucho tiempo más las obras, le va a quedar como el nuevo estadio del Valencia que se iba a terminar en 2010 y ahora parece más para derribo.

La octava: «En el banquillo no había nadie para revertir la situación». Dificilmente aplicable al partido del jueves.

La novena. Esta me mata: «Ganamos en posesión». Esta sí es perfecta, y lo digo porque me sucedió a mí una noche de copas, hace muchísimos años, claro, como para que los lectores me llamen abuelo cebolleta que, por cierto, es como, por lo visto, llaman a Quique Setién, que es de mi edad, en el vestuario del Barça. Resulta que aquella noche, que era la noche de los tiempos, ya digo, ligué con una chica. Estuvimos hablando desde las once de la noche hasta las cinco de la madrugada. A esa hora se presentó por allí un amigo mío y la chavala se marchó con él, ¡pero yo tuve la posesión, un 80%!

No niego que el Barça llevara la iniciativa, que tuviera la pelota más tiempo y que durante algunos minutos empujara al Athletic en su campo. Tampoco que gozara de dos buenas oportunidades, ¡sólo dos!, y que a eso se agarren muchas crónicas del partido, pero venga, que posiblemente, en un campeonato de 38 partidos, se puede jugar bien y perder algún partido, pero en una competición en la que todo se dirime a cara y cruz en 90 minutos, o en 120, o en los penalties, lo que importan son los goles a favor y en contra, así que, excusas aparte, se le podría decir a Setién que a los del Athletic, todo nos ha salido bien, hasta el resultado.

Continue leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. TJ79

    febrero 8, 2020 at 7:20 am

    A Setién se le está poniendo cara de Arsenio Iglesias cuando entrenó al Madrid, le viene un poco grande el equipo

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LA LIGA EN EL PAÍS